OIR: Oyentes Interactivos de la Radio

Fecha: 21-09-2009 11:30 PM

Por: William Requejo Orobio
Los 20oyentes 20de 20la 20radio 20006%286%29portada
El cierre intempestivo de 32 emisoras de Radio y las 2 televisoras por parte de CONATEL, encendió las señales de alerta entre una porción muy importante de la población, la cual ha entendido claramente que dicha acción constituye una decisión violatoria del art. 58 de la Carta Magna Venezolana, donde se garantiza el derecho que tiene todo ciudadano, no sólo a la libre expresión del pensamiento, sino al de estar informado oportuna, veraz e imparcialmente y además sin censura.
 
 

La desaparición progresiva de los medios audiovisuales, en perjuicio de los derechos garantizados en la Constitución, afecta esencialmente a los habitantes de los sectores populares: los cuales constituyen un elevado porcentaje de la población venezolana; porque es en los barrios, en los pequeños poblados, en los caseríos, donde la gente posee recursos para otro tipo de recreación, donde la radio se convierte en el único medio de distracción y el único eco a través del cual pueden hacer llegar a los lejanos funcionarios gracias al centralismo a cientos de kilómetros de distancia sus innumerables carencias.

Por tal razón, y porque los pobres somos pobres pero no tontos, una representación muy nutrida de habitantes de toda la Parroquia Sucre de Catia y de muchas otras Parroquias del Área Metropolitana de Caracas, realizamos una Asamblea de Usuarios de los Medios, promovida por OIR (Oyentes Interactivos de la Radio) en la Sede de la Asociación: Unión Vecinal para la Participación Ciudadana, el día 15 de Agosto de 2009.

En dicha reunión, expresamos nuestro rechazo a la medida de cierre de las emisoras; expresamos nuestra preocupación frente a la posibilidad de quedar aislados del acontecer cotidiano del país y expresarnos el claro conocimiento que tenemos acerca de que la oferta de “democratización” del espectro radial es un engaño; ya que, sin tomar en cuenta el elemento político, la limitación de alcance que la Ley expresa con relación a las emisoras comunitarias hace de ellas un elemento inútil para la denuncia, pues las mismas no llegarían más allá de las propias comunidades.



Por tanto, la Asamblea decidió tres acciones básicas inmediatas:

1. Realizar una serie de manifestaciones de apoyo a las emisoras que aún permanecen en el aire, pero que están seriamente amenazadas con medidas de cierre.
2. Redactar una serie de comunicados dirigidos a las Embajadas y loas Organismos defensores de los Derechos Humanos a nivel internacional, para elevar el grito de auxilio y de protesta que el pueblo llano de Venezuela expresa frente al abuso de poder que representa privar a los ciudadanos del derecho a informarse y a exponer libremente su opinión.
3. Ejercer acciones legales contra CONATEL, por violar la Constitución y sus propios reglamentos, al soslayar su obligación de crear el Consejo de Responsabilidad Social, agrupación de composición plural que debería ser la instancia facultada para decidir si los procedimientos sancionatorios de CONATEL deben o no ejecutarse.
 


Finalmente, se expresó la solidaridad de los sectores populares con los trabajadores y profesionales quienes a raíz de la medida de cierre perdieron sus empleos con la inhumana consecuencia de dejar sin sustento a sus familias.
Todo este preocupante panorama, encierra nuestra conclusión final en un solo y desesperado grito de exclamación:
¡NO A LA HEGEMONÍA DEL SILENCIO!
 
Por OIR: (Oyentes Interactivos de la Radio) Renán Acosta Juan Carlos Ortega Vocero Principal Vocero Suplente
 
Sigamos juntos construyendo puentes Gente con Gente
 
William Requejo Orobio
 


blog comments powered by Disqus